dimecres, 17 de gener de 2018

Mi vuelta y reseña de "Diario de ausencias y acomodos", de Fernando García Calderón



¡Hola a tod@s! 👋👋👋 ¡¡Ya estoy por aquí otra vez!! 😄😄😄 Después de este obligado “parón” en el blog, he vuelto, pero me he planteado hacerlo de forma distinta a la anterior. Es decir, en vez de presionarme a hacer reseñas semanales (ahora me doy cuenta de que llegó un momento en que no disfrutaba realmente, sino que me lo tomaba como una obligación y eso no puede ser), lo que voy a hacer es ir reseñando o comentando (no siempre podré redactar reseñas completas) libros o lecturas que realmente me apetezcan. Ya sabéis cómo me apasiona este tema, pero ahora tengo menos tiempo material que nunca: dos niños pequeños (mi príncipe de 7 años y mi princesita de 9 meses) que me llenan la vida y el corazón, trabajo a jornada completa, extra-escolares del mayor, el cuidado y la logística de la casa… Así que voy a hacer lo que pueda y, repito, lo que me llame la atención en ese momento. 


Hoy, voy a inaugurar mi vuelta con una reseña muy especial. Aunque el autor me diga que no, porque es un cielo de señor, yo sentía que se la debía. A ver qué os parece. 😉



RESEÑA


Autor: Fernando García Calderón y Facundo Laboa.
Colección: Biblioteca de Autores Contemporáneos. Serie Narrativa, 55; Ediciones Alfar
Páginas: 292 páginas. Formato: 130 x 215 mm  Encuadernación: Rústica.
I.S.B.N.: 978-84-7898-635-4
Fecha de publicación: diciembre de 2015.


SINOPSIS

F&F han indagado en la vida y milagros del lingüista Juan Ángel Santacruz de Colle, reputado tasador de libros antiguos y anónimo explorador de la costa swahili, entregando a los lectores unos relatos cargados de referencias a su biografía, su vocación literaria y su afición pictórica. Pocas veces ambas artes habrán compartido tren y asiento en un viaje de tan largo recorrido como este Diario de ausencias y acomodos.


AUTORES

Fernando García Calderón, tras la excelente acogida de las novelas La judía más hermosa, La resonancia de un disparo y Yo también fui Jack el Destripador, retoma el quehacer literario con Diario de ausencias y acomodos, su tercer libro de relatos, escrito al alimón con el también sevillano Facundo Laboa.

F. Laboa, como es conocido en certámenes de cuentos de toda España, lleva alimentando su currículo literario desde que, allá por el año 1989, se decidiese a cambiar su despacho de Plaza de Armas por la intimidad de un caluroso estudio de la calle Regina. Nunca antes se había animado a figurar en la portada de un libro. La vieja amistad de los alumnos de los Salesianos de Triana renace.


MIS IMPRESIONES

Conocí a Fernando García Calderón gracias a su magnífica obra Yo también fui Jack el Destripador, que se convirtió en una de mis lecturas favoritas del año pasado y cuya reseña podéis leer aquí

En este caso, pero, con Diario de ausencias y acomodos estamos delante de un libro totalmente diferente: se trata de quince relatos que giran en torno a los mundos de la pintura y la literatura con el trasfondo de la figura del erudito sevillano Juan Ángel Santacruz de Colle, señor del que os tengo que confesar que no había oído hablar nunca y que incluso ahora, buscando información sobre él en internet, poca cosa he encontrado. Como nos indica Fernando en su web, la dedicatoria del libro ya constituye una declaración inequívoca de intenciones:


A don Juan Ángel Santacruz de Colle,

erudito sevillano,

embaucador emérito

y aventurero crucial

en la historia de Tanganica y Zanzíbar,

sin cuya vida y obra

no hubiese sido posible

esta segunda oportunidad.



Cada relato es introducido por un cuadro y una “entrada” que habla de él, así que para sacar el máximo jugo a cada uno, es imprescindible visualizar el lienzo en tu mente (bien porque conoces el cuadro o bien porque lo buscas en el momento de la lectura). De esta manera, tenemos una unión entre literatura y pintura, concepto que me ha parecido maravilloso dado lo amante que soy de estas dos manifestaciones artísticas. 

Cuando empecé a leer el libro, cometí un error: querer devorarlo prácticamente de una sentada. ¿Y sabéis qué conseguí? Frustrarme, cansarme y obligarme a dejar la obra aparcada por unas horas. De pronto, entendí que Diario de ausencias y acomodos no puede abordarse así porque es un libro extremadamente complejo en su estructura: merece ser leído con calma, relato a relato, visualizando cuadro a cuadro, saboreándolos uno a uno. Así poco a poco, vamos descubriendo pinceladas del lingüista sevillano, de su vida y su obra, y vamos viendo la relación pictórica-literaria existente en cada grupo. He descubierto que los relatos pueden leerse salteados pero sólo al final, cuando los acabas y los “digieres todos”, te das cuenta de que forman un todo, tienen sentido como conjunto.

No voy a resumiros cada relato ni tampoco a explicaros cada cuadro, entrada o la relación que tienen con Juan Ángel. Considero que sería una falta de respeto a los autores y también a los futuros lectores ya que lo bonito de este libro es hacer este auto-descubrimiento del que os he hablado. Pero sí me gustaría comentaros que algunos de estos relatos están premiados, como Para Elisa, un espejismo y El peso de lo liviano. A continuación podéis ver el listado de títulos completo:

  A modo de introito
  La logia de los Calígrafos
  La carta
  Para Elisa, un espejismo
  De la pena
  Once de agosto
  El peso de lo liviano
  La jugada decisiva
  Enoc, el miedo
  Espejos velados
  13 de septiembre
  Memoria del hombre que huye
  Epígono de William H. Pratt
  Diario de ausencias y acomodos
  La mañana que salió de casa

Ha sido un verdadero placer hallar entre las páginas del libro a mis queridos Bécquer, “Dorian Gray”, Mary Shelley y su “Frankenstein”...; reencontrarme con Salvador Dalí y su “Noia a la finestra” (“Muchacha en la ventana”), pintor que me chifla y cuyo cuadro me ha acompañado desde pequeña en el recibidor de casa de mis padres; recordar a Veermer y su "Lectora en azul” o descubrir al impresionante Hammershoi (pintor que, por cierto, ha escoltado a Fernando en las cubiertas de sus tres libros de relatos).







Para terminar, me gustaría añadir que el personaje de Juan Ángel Santacruz de Colle da origen no sólo a este libro de relatos, sino a la siguiente novela de Fernando, cuyo título es Nadie muere en Zanzíbar y comentaré próximamente. 

Es un honor que un escritor con el talento literario y la vertiente humana de Fernando haya vuelto a confiar en mí para que le cuente mis impresiones sobre uno de sus últimos trabajos. La verdad es que, aunque yo sea más de novela (por la facilidad y agilidad de la lectura en esta época de mi vida en la que tengo que hacer malabarismos para encontrar un momento para mí misma y mi principal hobbie, la literatura), este libro me ha sorprendido muy gratamente y me ha hecho disfrutar... muchísimo.

Muchas gracias de nuevo, Fernando y un beso enorme. Habéis hecho un gran trabajo.

Gracias a tod@s por leerme. Estoy deseando saber qué pensáis de la propuesta que os he traído hoy.😃




divendres, 7 d’abril de 2017

Cenicienta: La verdadera, verdadera historia contada por ella




Autor/a: Raquel Díaz Reguera
Colección: Lumen Ilustrados
Editorial: Beascoa
Idioma: Español
Edad: 4-7 años
Año: 2016
Formato: Tapa dura
Páginas: 96
ISBN: 9788448846503

Sinopsis

Esta es la historia de Cenicienta, pero también es la historia de su madre, de su padre, sus hermanastras, su madrasta, sus príncipes, sus amigos, sus mascotas, sus secretos, sus deseos, sus ilusiones, sus miedos... contada por ella misma con ternura y sin tapujos.

“Me llamo... me llamo... La verdad es que no sé cómo me llamo porque desde que tengo memoria todos me han llamado y me llaman Cenicienta.
¡Cenicienta! ¡Échale al guiso un poco más de pimienta!
¡Cenicienta, limpia el pasillo! ¡Cenicienta, repásame el dobladillo!
¡Cepíllame la melena, calienta agua para el baño, ventila los dormitorios, enciende los candelabros, zúrceme los calcetines, plancha mi falda de paño...!
¡Cenicienta! ¡Cenicienta! ¡Cenicientaaaaa!

La mañana de mi decimonoveno cumpleaños me calcé mis zapatos de cristal y me fui de casa llevándome conmigo las pocas cosas que me pertenecían y todos los sueños y secretos que mi madrastra no pudo descubrir.

¿Que qué secretos? ¡Es que son tantos! Detalles íntimos de todos los personajes de mi cuento, descubrimientos alucinantes, anécdotas divertidas, momentos históricos...
Érase una vez...”


Mi opinión

La Cenicienta ha sido uno de mis cuentos favoritos de siempre junto con La Bella Durmiente (los que me seguís habitualmente ya lo sabéis). ;)  Y cuando Boolino me ofreció la posibilidad de disfrutar de esta versión y reseñarla, no dudé ni un segundo en solicitarla. Y esta vez la he compartido con mis preciosas sobrinas mellizas que en breve cumplirán 3 años. Se lo han pasado pipa comentando las ilustraciones y preguntándole a la “titeta” (o sea a mí, a su “tieta”, su tía) qué decían las letras que las acompañaban. Y a mí se me caía la baba reviviendo esta historia con ellas. :)


Estamos delante de una preciosa edición en tapa dura, que se asemeja a un álbum por la forma y la estructura de sus páginas y en que, por primera vez, quien explica la historia es Cenicienta, la gran protagonista, una joven que tiene bien claro que quiere ser escritora, marinera, inventora y botánica (¡oé tú!). En las primeras páginas se nos presenta a sí misma, remarcando la gran importancia que la lectura y la escritura han tenido desde que era pequeña (¡me encanta!); somos testigos del porqué de su apodo (proveniente de la Flor de la Ceniza); conocemos a su querida y añorada madre (y en este apartado me he enamorado del episodio “los ojos de mamá” y del poema que ésta le deja antes de morir); la metáfora del árbol como símbolo de su madre, que la hace sentir como si estuviera entre sus brazos (aquí se me han escapado las lágrimas)…; conocemos a los habitantes del mismo árbol, a su padre (abogado de profesión pero marino de corazón), a las institutrices, a la madrastra y las hermanastras (¡cómo me he reído con sus apodos y descripciones! Carapeo, Besanfibios y Culodecemento); a las amigas de Cenicienta, entre ellas a Aurora, Blancanieves, Rapunzel o Alicia; a su particular Hada Madrina y sus amiguitos los ratones; su emotiva “colección de lágrimas”, comenzada el día en que Carapeo, la cruel madrastra, le quema en la chimenea los libros de su madre; la invitación al baile seguida de la historia que todos conocemos, haciendo hincapié en el origen de los zapatos de cristal (un punto que también me ha encantado)… Para terminar con una Cenicienta fuerte, segura de sí misma, dispuesta a romper con su vida de servitud, obediencia, disciplina y temor, llena de esperanza y sueños por el futuro, la más que posible vuelta de su padre y la incipiente relación con el chico de sus sueños.


A continuación os dejo con una muestra de las ilustraciones y frases que más me han impactado:













En resumen, que si os gustan los cuentos, no podéis perderos esta maravilla. Lo tiene todo: cuento clásico, originalidad, emotividad, risas aseguradas, amistad y unas maravillosas ilustraciones que acompañan a una no menos estupenda maquetación y edición. Muchísimas gracias a Boolino por compartir conmigo esta preciosidad de libro.
Y muchísimas gracias a tod@s vosotr@s por tener un momento para pasaros por “mi pequeño rincón”. Muchos besos. :)


http://www.boolino.es/es/libros-cuentos/cenicienta-beascoa/

divendres, 17 de març de 2017

El baile de las luciérnagas, de Kristin Hannah




Autora: Kristin Hannah
Sello: SUMA
Fecha publicación: 02/2017
Idioma: Español
ISBN: 9788491290278

Sinopsis

Dos amigas.
Un juramento.
Y toda una vida por delante.

En el caluroso verano de 1974, Kate Mularkey ha decido aceptar su papel de cero a la izquierda en la vida social de su instituto. Hasta que, para su sorpresa, «la chica más guay del mundo» se muda al otro lado de su calle y quiere ser su amiga. Tully Hart parece tenerlo todo: belleza, inteligencia y ambición. No pueden ser más distintas. Kate, destinada a pasar inadvertida, con una familia cariñosa pero que la avergüenza a cada momento, y Tully, envuelta en glamour y misterio aunque poseedora de un secreto que la está destrozando. Contra todo pronóstico, se hacen inseparables y sellan un pacto para ser mejores amigas para siempre.

Durante 30 años se ayudarán mutuamente para mantenerse a flote esquivando las tormentas que amenazan su relación: celos, enfados, dolor, resentimiento... Y creerán que han sobrevivido a todo hasta que una traición las separe... y someta su valor y su amistad a la prueba más dura.


Mi opinión
                                          
      Después de leer El Ruiseñor de Kristin Hannah justo hace un año y enamorarme perdidamente de esa lectura (podéis leer mi reseña aquí), me apetecía enormemente volver a perderme en la escritura de esta autora. Y la Lectura Conjunta de El baile de las luciérnagas me ha dado la oportunidad. Otro magnífico libro (con una deliciosa portada) que no ha defraudado para nada mis altas expectativas.


En las primeras páginas del libro Kristin nos adelanta que algo muy fuerte ha debido de pasar entre dos “mejores amigas para siempre”, “las chicas de Firefly Lane” porque llevan meses sin hablarse. Y descubrimos toda la historia en las 4 partes en que está dividido el libro, cada una de ellas haciendo referencia a una década en concreto (empezando por los 70 y acabando en el nuevo milenio) y enlazadas a sus diferentes bandas sonoras, detalle que me ha parecido muy fresco y acertado. 


De inmediato conocemos a las dos protagonistas de la novela: Tully y Kate, dos personalidades tan diferentes y a priori tan opuestas que puede chocar la gran amistad que nace entre ellas a raíz de un hecho dramático vivido por Tully. Kate (realmente su nombre es Katie Scarlett, como Escarlata O´Hara, una de mis heroínas literarias favoritas) es una chica aislada, sin relaciones sociales, cuyos mejores amigos son los libros y que se esconde detrás de unas gafas y de un gran complejo físico. Kate tiene la suerte de estar rodeada por una familia cariñosa, que se preocupa por ella y que la cuida pero ella, evidentemente, en sus años de adolescencia, no lo ve así. En el otro lado de la moneda tenemos a Tully, cuya madre hippy, alcohólica y drogadicta no para de abandonarla una y otra vez, y este hecho junto con la circunstancia de que su padre es un desconocido, marca hondamente el futuro carácter de esta chica. Tully se cría con sus abuelos, es una joven popular con un físico imponente que va arrasando como un huracán. Kate y Tully, Tully y Kate, tan diferentes, tan inseparables. Cuando la abuelita de Tully muere y ésta se queda sola en el mundo (su madre no quiere saber nada de ella) es la familia de Kate (los Mularkey) quien la acoge en su seno, fomentando todavía más la estrecha relación de amistad y cariño surgida entre nuestras chicas.


Así, asistimos a su graduación, a su paso por la universidad, a sus inicios en el mundo laboral… Teniendo siempre presente que escogen la misma carrera (Comunicación), la misma universidad, la misma hermandad, el mismo lugar de trabajo (que no puesto) y que, poco a poco, vamos vislumbrando a una Tully muy ambiciosa y muy práctica totalmente enfocada en su futuro profesional. En cambio, Katie, más segura ahora de sí misma que años atrás, pero siempre a la sombra de Tully, se siente cada vez más y más presionada por su entorno para seguir los pasos de su amiga y parecerse más a ella:

“Como siempre, Kate era la cantante a la que jamás alumbraban los focos.” (pág. 202)

“Tully era seda color rojo manzana; Kate era algodón beis.” (pág. 205)

“Ese era el problema con su mejor amiga. No que quisiera lo que no podía tener, sino que lo quería todo, y, tarde o temprano, lo conseguía.” (pág. 210; Kate hablando de Tully)


Tully empieza a hacerse famosa y le llueven mejores contratos; Kate rompe por fin con sus miedos y decide cambiar de trabajo, así como empezar una relación amorosa (con Johnny, un ex-ligue de Tully) que acabará en boda y ya no voy a contaros nada más del argumento. ;)

Van pasando los años y sobre Kate nunca dejan de planear los sentimientos de celos, miedos e inseguridades con respecto a Tully, su marido Johnny y su hija mayor, Marah Rose. Kate es muy exigente consigo misma: renuncia a su vida profesional para ocuparse de su casa, de su matrimonio y de sus retoños, pero siempre tiene la sensación de que no llega a todo y de que los demás la están juzgando y pidiéndole más y más; en cambio, Tully, aun habiendo alcanzado la cima del éxito profesional, se siente terriblemente sola, con una vida superficial y vacía y envidia sinceramente la familia creada por Kate y Johnny. Sus vidas ahora no pueden estar más separadas:


“Antes pensaba que el éxito era como el oro, por el que valía la pena rebuscar en el lodo, y que el amor siempre estaría allí, esperándola en la orilla para cuando hubiera terminado de usar la batea. Ahora no comprendía cómo había podido pensar así. Debería haber sido consciente mucho antes de lo preciado del amor.” (Pág. 393, Tully)


Las últimas páginas del libro han sido muy duras para mí. Tenía que ir parando contínuamente y mis ojos estaban anegados de lágrimas. No podía quitarme de la cabeza el carácter tan personal con el que la autora había decidido dotar esta historia. Ha regalado a sus lectores todo su corazón y sus sentimientos y pensamientos más íntimos con cada palabra, con cada frase. Realmente ha sido una catarsis en toda regla. Una magnífica novela con dos grandes personajes perfectamente perfilados (me quedo con Katie sin dudarlo), una historia realista, un viaje a través de los años que no ha hecho sino enamorarme más y más de la prosa exquisita de esta autora y de su gran delicadeza narrativa. Me gustaría acabar mi reseña con la siguiente cita, un gran canto a la amistad verdadera:


“Eso es lo que hace tu mejor amiga: te pone un espejo delante y te enseña tu corazón.” (pág. 269)


Muchas gracias por leerme y un beso gigante. :D


NOTA: Muchísimas gracias a Laky (de “Libros que hay que leer”), Albanta (de “Adivina quién lee”) y a Lunilla (de “El templo de la lectura”) por la fantástica organización de esta LC y por su infatigable labor de fomentar la lectura y cooperación con otros blogs literarios. Ya sabéis cuánto os aprecio y os sigo. Y muchas gracias también a Suma por el envío de los ejemplares. Sus libros tienen la facultad de quedarse para siempre enganchados a un trozo de tu corazón. :D






divendres, 10 de març de 2017

Hoy os tengo que contar una cosa… personal ;)



Hola a tod@s. Sé que hace tiempo que os debo este post, porque muchos me habéis ido preguntando por las redes sociales y por comentarios en el blog el porqué de mis ausencias de estos últimos meses. Y es que he pasado de publicar cada viernes a hacerlo una vez al mes, y con suerte... Pero no me he atrevido a explicarlo hasta ahora, por precaución.


Veréis: ya sabéis que tengo un peke, mi mayor tesoro, de 6 añitos. Pues bien, mi hijo va a tener una hermanita en breve (si no la tiene ya cuando estéis leyendo estas líneas, porque estoy muy avanzada). Y, bueno, me he tenido que cuidar muchísimo en este segundo embarazo y poco era el tiempo que podía pasar delante del ordenador. De hecho, llevo semanas de baja en el trabajo. Y como siempre está el miedo de lo que pueda pasar, no os lo he comentado antes. (Entendedme, el miedo sigue estando ahí, pero sentía que os debía una explicación).


Y este también es el motivo por el cual comento más bien poco los blogs que siempre he seguido asiduamente. No me lo tengáis en cuenta, por favor. Ya sabéis que os he leído y comentado diaria o semanalmente, lo que pasa es que en estos momentos... no puedo.


Y cuando nazca nuestra princesita, pues sinceramente no sé si voy a poder publicar algún post o leer los vuestros durante unos meses.

Pero quiero dejar claro que volveré tan pronto como me sea posible. Además, tengo un par de reseñas pendientes (una de una emotiva lectura conjunta y otra de un maravilloso cuento) que dejaré programadas por lo que pueda pasar.


Un beso a todas y todos y muchas gracias por vuestra comprensión. :)


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...